HAY TANTAS COSAS Q NO SE SABEN....

miércoles, 8 de octubre de 2008

DISCULPAD QUE DESPUÉS DE ASENTAR PERSONALMENTE LA TRAGEDIA DE BARAJAS, VUELVA A REVIVIRLA...HAY COSAS Q NO SE SABEN, Y SON MERECEDORAS DE SER OÍDAS, O QUIZÁS, DE PONER EN TELA DE JUICIO ESAS PARTES DEL SISTEMA QUE APARENTEMENTE TAN BIEN FUNCIONAN...




Con la mirada perdida, el presidente de Pevafersa, Vicente Fernández Manso, sólo quiere pasar página y luchar por sacar adelante a sus hijos y a sus sobrinos.

Hace ocho días perdió en el accidente aéreo de Barajas a dos de las personas más importantes de su vida, su esposa, Pilar Márquez, y su hermana Juliana Fernández, que aún no han sido identificadas. Aunque es consciente de que este proceso es largo y complejo, considera que el equipo que se está encargando de la identificación de los cuerpos ha tenido poco «tacto» después de que ayer le hicieran trasladarse a Madrid para entregar en persona un informe odontológico de sus familiares.

Completamente abatido por la tragedia que ha sacudido a su familia, Vicente Fernández prefiere que no le hablen de plazos pero que «esta pesadilla» termine lo antes posible porque «es inaguantable».

El presidente de Pevafersa adelantó ayer que todo está preparado para recibir en Toro los cuerpos de su esposa y de su hermana. La capilla ardiente se instalará en la iglesia de La Concepción y el funeral se celebrará en la capilla del colegio Amor de Dios.

-¿Cómo se siente después del trágico accidente aéreo?
-No sé si una persona puede sentir más dolor del que estoy pasando. Cuando cierro los ojos me acuerdo mucho de los tres seres queridos que he perdido, mi hermana y mi mujer y mi amigo Sergio y lo único que ahora me da fuerzas para vivir es ver a mis hijos y a mis sobrinos

-Han pasado ya ocho días desde que sucedió, y no han identificado los cuerpos de su esposa y su hermana. Supongo que la situación acrecienta aún más el dolor.
-Aunque el daño ya está hecho, si es verdad que existe Dios, hay que enterrarlas, porque si no parece que no las han mandado al cielo y no sabes si están en un sitio o están en otro. Lo que quiero es que mi mujer y mi hermana descansen ya en paz para que podamos seguir luchando por la vida y que descansemos todos porque esto es una pesadilla interminable e inaguantable.

-Después de una semana, ¿en qué momento se encuentra el proceso de identificación de sus restos?
-Hace dos días me llamó un forense diciendo que habían encontrado el cuerpo de mi mujer, eran las nueve y media de la mañana y estábamos dispuestos a salir corriendo para Madrid cuando, a los cinco minutos me vuelve a llamar y me dice que no, que era una falsa alarma y que no era ella. Ayer por la tarde (por el pasado martes), a las 20.45 horas, me llama un teniente y me pide una prueba dental, un informe odontológico. Me proporcionó un teléfono para que, en cuanto averiguara algo, me pusiera en contacto con él para mandarle los informes que me había pedido. Me puse en contacto con Jaime, uno de los dentistas de Toro que de la finca subió a la clínica para darme la ficha y los informes pero cuando intento llamar al número que me habían dado nadie cogía el teléfono.
Análisis de ADN

-Ante esta situación ¿cómo actuó usted?
-Después de intentar contactar muchas veces con ese teléfono que me habían dado, sobre las 23.15 horas, comuniqué con el forense que, aunque estaba de descanso, me puso en contacto con ellos. Al poco rato me llama un guardia para decirme que me tenía que personar en Madrid, a las ocho de la mañana, con los informes en mano. Yo le contesté que era más fácil mandarlos por fax, 'e-mail' o que a través de la Guardia Civil se los podía hacer llegar porque tengo que cuidar de los hijos y de los sobrinos. Después de esta conversación me vuelve a llamar una mujer del Samur que me confirma que tenía que personarme en Madrid con los informes. Esta mañana (por ayer) me personé en Madrid con los informes ante un sargento y me dijo que era incomprensible que me hubieran hecho ir con los informes, que los podía haber mandado de otra forma.

-¿No le solicitaron estos informes en el momento en que le practican a usted y a los familiares de su mujer las pruebas de ADN?
-El miércoles, cuando se produjo el accidente me hicieron, a las 2.30 horas de la madrugada, la prueba de ADN para identificar a mi hermana, y a mi suegra se la hicieron para identificar a mi mujer. En ese momento nos podían haber dicho si hacía falta alguna prueba más. Además, a mi otra hermana también le tomaron muestras de ADN dos días después. Creo que si nos hubieran pedido antes estos informes los cuerpos ya podían estar en Toro. De sobra saben ellos cómo están los cuerpos y aunque, soy consciente de que se está haciendo un esfuerzo muy grande, creo que todo se podía haber hecho más rápido y con más tacto.

-¿Le informaron sobre los posibles plazos para concluir la identificación de los cuerpos?
-En principio nos dijeron que 24 o 48 horas. Creo que es preferible decir 'no sabemos', aunque quizá si nos hubieran pedido estos informes antes ya habría concluido la identificación. Además, nosotros somos conscientes de lo que tardan unas pruebas de ADN, entre otras cosas, porque en la empresa tenemos doctores y licenciados en química que saben de lo que se está hablando.

-Ante estos hechos que ha relatado, ¿qué siente?
-Impotente. He llegado a construir una empresa muy grande pero de esto no sé como salir. De poco te vale tener una empresa si luego pierdes a tus seres más queridos.

-¿Es cierto que su mujer no tenía previsto viajar a Gran Canaria?
-En un principio no estaba previsto que viajara ninguno de los tres, y que fuera a Gran Canaria otro vendedor que iba a viajar el lunes. Luego el viaje se programó para el martes y al final quisieron ir los tres el jueves. Pero el viaje se adelantó para el miércoles. Es como si hubiera actuado el destino que al final les ha unido.

-¿Cómo conoció la noticia del trágico accidente aéreo?
-Me enteré a las 14.45 horas cuando vi el accidente por televisión. Enseguida empecé a hacer llamadas para informarme sobre los vuelos y, por si acaso, nos fuimos para Madrid. Llegando a la altura del peaje de Adanero, nuestros socios de Canarias nos confirmaron que iban en el avión, porque la lista la habían hecho pública en Canarias. En la Península no nos la facilitaron en ningún momento. También pedimos información sobre en qué asiento viajaban y tampoco nos la dieron y creo que en ese aspecto, Spanair, no se ha comportado bien. Por el contrario, tengo que destacar que los voluntarios de Cruz Roja y el Samur y los psicólogos de la Comunidad de Madrid se han portado con nosotros de una manera admirable.
El apoyo de Toro

-Aunque en estos momentos sólo le reconforta estar con sus familiares y amigos, ¿es consciente del gran apoyo que le ha mostrado la ciudad de Toro?
-Sé que en la ciudad ha causado mucho dolor esta noticia porque, cuando veo a alguien y me da la mano, sé que también siente dolor. Creo que los toresanos son conscientes de que han perdido a dos personas muy especiales, al igual que Sergio de la Riva, que también era un chaval muy especial. Quiero dar las gracias al pueblo de Toro porque me han contado que el día de la concentración hubo mucho respeto y mucha participación. También quiero destacar que la Junta se ha portado muy bien con nosotros porque nos ha mandado un equipo de psicólogos y el presidente, Juan Vicente Herrera, también estuvo con nosotros en Ifema, así como Tomás Villanueva y el alcalde de Toro, Jesús Sedano, que se desplazó enseguida a Madrid.

-¿Se siente con fuerzas para luchar por sus hijos y sus sobrinos?
-Lo que quiero es que, de una vez por todas, pase esta pesadilla y voy a luchar por mis hijos y mis sobrinos porque les tengo que sacar adelante en memoria de mi esposa y mi hermana.

-Después de este duro golpe, tendrá que aprender a vivir de nuevo.
-Tendré que asumir esta tragedia, sacar fuerzas aunque no las tenga, y seguir luchando. Ahora mismo cambiaba todo y daba todo por volverlos a tener aquí aunque trabajara y viviera debajo de un puente.

4 comentarios:

íBeRa dijo...

Y pensar que mi hermano voló en el vuelo anterior por los pelos...no se que sería hoy de mi si hubiese ido en ese...desde ese fatídico día no soy la misma...perdónenme pero leer ésto me ha hecho sentir la necesidad de escribirlo...

David dijo...

Creo que ninguno de nosotros somos los mismos desde que pasó...son tragedias que te marcan.
Lo importante es que tu hermano voló en el anterior y lo tienes.
Gracias íBeRa.
Besos.

Ana Maria dijo...

Coincido con David, eso nos marcó a todos, eso el 11S, el 11M....toda esa mierda que la vida o unos putos locos nos dan y nos dejan....bueno,eso,que no nos toque cerca......

AcEi dijo...

Este es el ciclo de la vida, nacemos, nos desarrollamos, nos reproducimos y morimos.
La muerte de un familiar siempre es dolorosa, da igual la manera en la que muera.
Se nos hace dolorosa porq somos egoistas, queremos que no nos falte nadie de nuestro entorno.
Siento mucho este tragico acontecimiento.
Hay muchas personas que mueren y sus familiares no tienen tanta "ayuda", el medico lo que te receta son ansiolíticos que te dejan k.o.
En fin, será que unos por perder a familiares en cosas así merezcan más atención que otros.
Cuidaros.