EL 'POLVO' OLVIDADO

martes, 18 de noviembre de 2008

Recordando lo olvidado...


Y es que siempre me han producido una sensación especial, placentera, como una vuelta en el tiempo...los lugares abandonados, los objetos abandonados, perdidos y sin uso, aparentemente sin vida, pero justo por eso, porque un objeto o un lugar así, es capaz de transmitirnos aún mas historias, mas recuerdos, imaginando lo que fue y como pudo ser...





Un zapato de alguien, en un sitio abandonado, en un club de carretera olvidado...que pasó?...

...Parece que se quedó ahí, olvidado, testigo de tantos 'favores', casi a juego con el carmín de unos labios...donde estará esa boca?








Cuantos wiskis se sirvieron en esta 'puta' barra, que luz envolvía este 'puto' local, a cuantas 'putas' salvó la vida...a cuantos 'puteros' se la regaló...














SIN LLAVES QUE ENTREGAR... NO HACE FALTA...






...LA HABITACIÓN ESTÁ ABIERTA...




LA ZONA ESTRECHA PARA LOS MAS TÍMIDOS







La oficina quizás del que un día fue el jefe poderoso, respetado, alagado, 'puteadamente' odiado...hoy con la puerta abierta...

Pocos papeles a la vista...
Un lugar que sin duda, guardó los secretos de muchas personas, confesiones, golpes, lágrimas, el deseo vicioso de muchos, y el complemento perfecto pa otros cuantos...
Billetes, ojos desesperados, vidas desesperadas, 'polvo', vacÍO, miedo, VIDAS.
Y mierda...mucha mierda.


4 comentarios:

Esther dijo...

Es verdad los sitios abandonados están cargados de historias, no como los nuevos que aún no las han vivido..

Los nuevos nos ofrecen la belleza de lo que aún está por estrenar o ha sido poco usado..pero en estos cada rincón habla por si mismo,hasta el polvo que se acumula en sus rincones..

Saludos :)

rosita dijo...

la realidad es que el sitio es bonito, pero ufff cuantas historias encerraran sus paredes?????

Sonia dijo...

¿Por qué se abandonan los lugares? ¿Por qué se intentan olvidar? ... ¿Se olvida el lugar, o lo vivido en él?
Hoy estoy preguntona...

silicongirl dijo...

Siempre he sentido mucha curiosidad por las casas y los locales abandonados.
Todos encierran sus propias historias y me gusta imaginarme cómo fue la vida allí.

Las fotos me han encantado, encierran tanta vida...

Besos